Un gran desafío de Huawei convertido en un fantástico workshop de Eugenio Recuenco

Un gran desafío de Huawei convertido en un fantástico workshop de Eugenio Recuenco

Teníamos una marca con muchas ganas de hacer cosas diferentes, y teníamos a un artista con muchas ganas de enfrentarse a retos nuevos. Y nosotros teníamos muchas ganas de muchas cosas. ¿El resultado? Un workshop de fotografía y fotografía smartphone que reunió a 300 asistentes presenciales y a más de 250.000 virtuales a través de streaming.

El Proyecto 366
La pasada primavera, Huawei sacó al mercado el nuevo modelo Huawei P20 Pro, el primer smartphone con una cámara de fotos capaz de igualarse en calidad a las cámaras profesionales. Para demostrarlo, la multinacional china le planteo un reto a Eugenio Recuenco, el mejor fotógrafo artístico del país y uno de los mejores del mundo. De ese desafío surgió el Proyecto 366: una fotografía, la valla más grande del mundo, una campaña de publicidad, un documental, una exposición y un workshop. Este Workshop.

El Workshop del 366

Bajo el título “Huawei 366 Day” se reunieron en el Espacio Harley fans de Recuenco y amantes de la fotografía, curiosos de los teléfonos móviles, nuevas talentos de la fotografía smartphone y varios medios de comunicación.

Durante la mañana Eugenio Recuenco habló primero de 3650, la exposición que abrirá sus puertas el próximo 29 de noviembre en el CEART de Fuenlabrada y que le ha ocupado siete años de su vida profesional. Y después de 366, la fotografía a la que le retó Huawei y que formará parte de la exposición siendo la única hecha con un smartphone.

Antes del descanso para comer los asistentes, reales y virtuales, fueron testigos de una mesa redonda donde los fotógrafos de smartphone Cristian Otero, Luisón, y LucíaFernández junto con Víctor Torres, fotógrafo de stock, acompañaron a Eugenio Recuenco.

Y por la tarde fue el turno de los embajadores de Huawei y especialistas en fotografía desde un móvil. Tres talleres para hablar de distintos tipos de imágenes desde una misma máquina, el Huawei P20 Pro. Otero y su taller de retrato, Luisón con arquitectura y sus famosos reflejos y Lucía Fernández hablando de color y composición.

El día no dio para más. Cada uno volvió a su casa un poco más sabio, un poco más cansado y un poco más satisfecho que cuando llegó por la mañana. Y con muchas, muchas ganas de seguir haciendo cosas estupendas y diferentes.

   

Un gran desafío de Huawei convertido en un fantástico workshop de Eugenio Recuenco
5 (100%) 2 votos
mm

casanova

Todos los posts

Post relacionados